Reseñas

Reseña: El chico que dibujaba constelaciones – Alice Kellen

51b32SxdNmL

Hoy os traigo la reseña de El chico que dibujaba constelaciones de la autora Española Alice Kellen. Es una novela muy bonita llena de romanticismo y recuerdos de una historia de amor que emociona, a mí me tocó la fibra en más de una ocasión.

Me habían recomendado leer a esta escritora muchas veces, sentía curiosidad por descubrir su prosa y conocer sus libros. Además de éste que os traigo hoy, tengo pendiende el de Todo lo que nunca fuimos que forma parte de una bilogía. Para quienes no lo sepáis, soy romántica y llevaba mucho tiempo sin leer este género pero ahora he vuelto a las andadas, necesito endulzarme con letras de amor… Serán rachas, como quien dice. 

El título y la sinopsis de El chico que dibujaba constelaciones me animó a escogerlo porque cuando hay estrellas de por medio o algo relacionado con el Universo me llama muchísimo la atención. Soy una enamorada de la astronomía y no es que la novela nos hable de esta materia, pero si hay algún elemento de este tema que signifique algo importante en un romance, me atrae sin remedio para querer conocer la historia. 

sky-710569_640

Sinopsis

Esta es una historia de amor, de sueños y de vida.

La de Valentina. La chica que no sabía que tenía el mundo a sus pies, la que creció y empezó a pensar en imposibles. La que cazaba estrellas, la que anhelaba más, la que tropezó con él. Con Gabriel. El chico que dibujaba constelaciones, el valiente e idealista, el que confió en las palabras «para siempre», y creó los pilares que terminaron sosteniendo el pasado, el ahora, lo que fueron y los recuerdos que se convertirán en polvo.

Estructura de El chico que dibujaba constelaciones

La novela tiene un total de 245 páginas y la historia se divide en 41 capítulos cortos numerados y clasificados por partes: 

  • Aquellos maravillosos sesenta
  • Aquellos maravillosos setenta
  • Aquellos maravillosos ochenta
  • Aquellos maravillosos noventa
  • El siglo XXI Una nueva era

Está narrada en segunda persona por la protagonista ya que la novela va dirigida a su marido, el otro protagonista del libro. A modo de carta o diario, seremos testigos de cómo ella le va recordando todo lo que vivieron juntos.

Impresiones

Valentina, nuestra protagonista femenina, empieza narrando la manera en que conoció a Gabriel, el amor de su vida. Por aquellos años sesenta, ella trabajaba de sirvienta y él estudiaba en la Universidad. Se habían criado y educado de maneras distintas, pero eso poco o nada tiene que ver para que dos mundos colisionen y dos personas se enamoren. 

Valentina era una joven muy tímida, insegura, desconfiada con los hombres pero Gabriel era un chico decidido, persistente y con mucho carisma. Me encantó cómo se enamoraron y cómo Gabriel cortejó a Valentina hasta que se ganó su confianza, consiguió que se dejara llevar por su corazón y acabaron siendo novios. 

La protagonista relata todas las situaciones bonitas por las que su relación fue atravesando pero también las menos bonitas. Su amor fue adaptándose a los cambios sociales, al contexto político y a las leyes de aquellos años. Su amor creció y se hizo muy fuerte, uniéndoles en lo bueno y en lo malo.

Valentina había sido educada en un ambiente machista, por lo que cuando conoció a Gabriel era una chica con una cultura básica o más bien escasa. En cambio a él no le habían inculcado la creencia de que las mujeres debían servir al marido solamente y criar a los hijos mientras se encarga de tener la casa como los chorros del oro.

Por eso es que Gabriel alentaba a Valentina para desarrollar su intelecto, gracias a su insistencia, entusiasmo y apoyo, veremos la evolución en el personaje de Valentina. Poco a poco y paso a paso se convertirá en una mujer capaz de valerse por sí misma sin depender de un hombre que la mantenga. Gabriel demuestra ser ese faro que guia sus pasos, le demostró la confianza que a ella misma le faltaba y por eso y más es un personaje que me conquistó. Gabriel con paciencia e infinita ternura la hizo ver su potencial y la instó a que cumpliera sus sueños. 


“Pero no siempre hemos recorrido todos los caminos cogidos de la mano. A veces uno de los dos necesitaba soltarse. A veces uno de los dos se quedaba atrás por mucho que hubiese intentado correr para alcanzar al otro.”


Su matrimonio no era de color de rosa, pasaron por altibajos y crisis serias pero el amor era más fuerte que todos esos contratiempos que se fueron encontrando por el camino. Me pareció una pareja desde el principio entrañable, disfruté de sus alegrías y me entristecí con sus baches. Son dos personajes que me hicieron conectar enseguida con ellos y con su historia. 

Especialmente empaticé más con Gabriel, la personalidad que describía su esposa sobre él hacía que cada vez me gustara más. Un personaje bondadoso, comprensivo, cariñoso, siempre al lado de su mujer… Cómo no me iba a conquistar, si Gabriel es puro amor. Y Valentina es muy buena persona, sentí compasión en muchos momentos por ella, por cosas que ocurren en la trama, y por supuesto que también la adoré pero Gabriel era para mí muy especial, más aún para la protagonista, obvio.

RsX1iCN5Yv

No voy a contaros el por qué del título de la novela ya que os estaría haciendo un pedazo de spoiler. Así que os animo a que lo descubráis vosotrxs. Pero ya os digo que viniendo de un personaje tan especial como es Gabriel, tiene un por qué precioso y emotivo. 

Por la estructuctura que os he mencionado, la historia de Valentina y Gabriel está enmarcada en la vida política y social desde los años sesenta hasta el siglo XXI de España. Valencia y Madrid son las dos localizaciones principales de la novela y veremos cómo la dictadura en España, la transición, la democracia y demás factores están presentes en el progreso de sus protagonistas en lo sentimental y en lo profesional. Más se nota en el caso de Valentina que al ser mujer veremos cómo progresa el destino del sexo femenino en la sociedad. 

También se hacen referencias a una serie de canciones que eran típicas en cada época como Chica ye yé de Concha Velasco, Te quiero, Te quiero de Nino Bravo o Enamorado de la moda juvenil de Radio Futura. Momentos musicales que aportan a la atmósfera de la novela un toque especial y alegre.


“Tiempo después llegué a pensar que fue cosa de magia. Que, aquel día, cuando pasé por tu lado en esa calle, alguien nos lanzó un hilo invisible que nos conectó a los dos y nos mantuvo sujetos con fuerza.”


Personajes secundarios no hay muchos pero destaco al padre de Valentina que me cayó muy mal por sus ideas machistas y al padre de Gabriel que me cayó muy bien, es un buen hombre que adora a su nuera y tiene un carácter afable. La protagonista tiene bonitos recuerdos de su suegro, así pues de tal palo tal astilla. Gabriel tuvo la suerte de tener un padre excelente.

Sobre la ambientación debo decir que no es uno de los puntos fuertes de la novela, no se mencionan lugares emblemáticos ni se hace hincapié en este aspecto. Sabremos que los protagonistas viven en Valencia y hacen viajes a Madrid, pero lo que la autora ha querido ensalzar de la trama son los sentimientos y los recuerdos de un matrimonio que han pasado una vida juntos. Así que de esta característica no se puede decir mucho respecto a los escenarios pero sí en cuanto al contexto social, como ya os he dicho, es una obra bien documentada en la política de aquellos años 60, 70, 80… Nos hacemos una buena idea de cómo eran aquellos tiempos.

Su ritmo es ligero y continuo, se puede leer en un par de ratos y tiene una trama muy fluida por lo que entretiene bastante. A mí me enganchó desde el primer capítulo y disfruté muchísimo cómo Valentina narra con tanta delicadeza esa constelación de recuerdos que experimentó al lado del amor de su vida. 


“Nos pasamos la vida planificando días especiales, el de los cumpleaños, el de Nochevieja y tantos otros que a menudo permanecen menos tiempo en la memoria que los más sencillos, los cotidianos, esos que son tan difíciles de prever que uno nunca sale de casa con la cámara de fotos colgada del cuello para poder capturarlos. Permanecen sólo en nuestra memoria y, cuando llegamos al final del camino, sencillamente se convierten en polvo, en nada.”


La prosa de la autora me encantó, dota de mucha dulzura a la protagonista y se me hizo especial la narración en segunda persona pues Valentina le habla a Gabriel con infinita ternura, vamos queda patente lo mucho que le ama. El lenguaje es sencillo, bonito y derrocha cariño. Alice Kellen crea un ambiente íntimo entre sus protagonistas aunque solo conozcamos un punto de vista y sepamos de los demás personajes bajo la perspectiva de Valentina. De verdad me fui emocionando a lo largo de las páginas y más con el final. Es de esos libros que me tiran un pellizco al corazón pero me dejan con un buen “sabor de boca”.

Como temas a destacar a parte del lado romántico, está el machismo que imperaba tanto antiguamente pero me encantó que se reflejara el lado opuesto con el personaje de Gabriel. Una persona con ideas progresistas que por suerte encontró Valentina y que representa a la mujer que con empeño y decisión puede alcanzar sus sueños pese a estar en una sociedad que tantas trabas les ponía. El mensaje está claro, quien quiere puede. Y se podía si se quería. Gracias a la evolución que en España se fue dando para que la mujer tuviera los mismos derechos que el hombre.


“La vida eran instantes, fotografías que se quedan en nuestra memoria, palabras sueltas que nos guardamos incluso sin saber por qué.”


En resumen, El chico que dibujaba constelaciones es una novela romántica muy emotiva. Tiene unos protagonistas bien definidos y a los que es inevitable querer. Una prosa muy sentimental, muy cuidada y sencilla. Un ritmo rápido que avanza en una trama que cambia constantemente. Una obra estupendamente documentada en Historia de España y un final que me emocionó demasiado.  

alice-kellen-NEW-color

Título: El chico que dibujaba constelaciones

Autora: Alice Kellen

Editorial: Autopublicado

Nº de páginas: 245

Saga/Autoconclusivo: Autoconclusivo 

Fecha de publicación: 9 de Enero de 2018

Puedes comprarlo aquí:  El chico que dibujaba constelaciones

4-estrellas-y-media.jpg

Y entre algodones, ¡nos leemos en el próximo post! 💋 

15 comentarios en “Reseña: El chico que dibujaba constelaciones – Alice Kellen”

  1. Holaaa,
    La leí también hace bien poquito y me gustó mucho. No es de los libros que más, pero fue entretenida y ese punto romanticón me hizo gracia. Yo como tu me encantó el personaje de Gabriel. Un hombre con esas ideas en aquella época… fascinante! Ya podrían muchos de hoy en día tener la mentalidad e Gabriel hace 30 años!

    Le gusta a 1 persona

  2. ¡Hola!
    No se si voy a dejar de entrar a tu blog, porque últimamente me tienes absolutamente atrapada con los libros que lees y las reseñas tan magníficas que haces, bueno lo segundo es de siempre, que me entran unas ganas enormes de hacerme con los libros, pero vamos, sin dudarlo.
    Aquí otra romántica empedernida que se ha quedado atrapada y ansiosa de saber más sobre la relación de Valentina y Grabriel.
    A destacar, a parte de la trama, que nos digas que la autora ha sabido crear ese ambiente dulce que debería envolver toda historia de amor, a pesar de sus sombras, que imagino que las habrá aunque no sea de un modo directo por parte de los protagonistas.
    Lo dejo anotado a buen recaudo sin dudarlo.
    Besotes

    Le gusta a 1 persona

  3. Hola, guapa.

    Cuando leí que estaba escrito a modo de diario inmediatamente me llamo la atención, también me encanta eso de que Gabriel la impulse a ser una mejor persona y le enseñe que las mujeres no deben ser sumisas, es algo que poco se ve en la novelas de romance.

    Le gusta a 1 persona

  4. De vez en cuando me gusta matizar la lectura de libros con un poco de romance, creo que este género de alguna manera mantiene viva la esperanza en las personas y de que este puede ser un mundo mejor, me ha gustado la reseña y los personajes porque se ve que ambos se complementan, creo que todos necesitamos a nuestro lado a alguien que nos impulse a seguir nuestros sueños, sobre todo cuando queremos rendirnos.

    Le gusta a 1 persona

  5. hola guapisima, pues mira, eso de que te atrae mucho si habla del universo, ya somos dos, ya solo por eso me atrae la novela, esta temática es misteriosa, interesante, y diferente, por lo que va directo a mi lista de pendientes, y lo de escribir modo diario también me gusta mucho.

    Le gusta a 1 persona

  6. ¡¡Holiii!!
    Pues estamos en lo mismo, en cuanto lees un titulo que te llama poderosamente la atención, allí que vas de cabeza para leerlo. Desde luego, a mi me gusta tanto el titulo como la sinopsis, y así ya de paso descubro a una autora nueva.
    ¡¡Besos!!

    Le gusta a 1 persona

  7. pues creo que tiene todos los ingredientes para que sea un libro de que em enamore desde la primera página por lo que no me lo voy a pensar y lo voy a leer en breve me has ganado con tu reseña y creo que el libro va a tener todos los ingredientes para que yo lo pase genial entre sus paginas

    Le gusta a 1 persona

  8. HOla guapa
    El chico que dibujaba constelaciones fue un libro que me llamó la atención cuando descubrí a Alice Kellen ,me encantó en El día que dejó de nevar en Alaska y quería leer más. Pero en vez de coger este cogí otro que no me gustó mucho y dejé a la autora…
    Pero ahora al leer la reseña me has dado ganas de leerlo!! Me encanta que sea tan emotivo y que los personajes se hagan de querer!! Además es genial lo bien que refleja la historia de nuestro país
    Un besazo

    Le gusta a 1 persona

  9. Después de leer tu reseña me he quedado con ganas de leer esta novela del Chico que dibujaba constelaciones. Me parece un libro entrañable y emotivo con una bonita historia de amor y a mi me gusta leer este tipo de libros. Me gustan estas historias de amor bonitas y bien contadas que las lees y te dejan un buen savor de boca.

    Le gusta a 1 persona

  10. Hola! pues es un libro que he visto reseñado en muchos blogs y creo que me podria gustar, hay una parte de tu reseña que me ha creado la necesidad de tenerlo, es cuando hablas de como la protagonistan cuentas las cosas bonitas (y las no tan bonitas) que la historia ha ido atravesando y como su amor se fue adaptando, que bonito! Besos

    Le gusta a 1 persona

  11. Ay me ha encantado la historia, sobre todo cómo lo has descrito tú. Creo que es muy motivadora, no por la historia de amor, sino por el afán de superación y creer en una misma.

    Esta frase me encanta: “Nos pasamos la vida planificando días especiales, el de los cumpleaños, el de Nochevieja y tantos otros que a menudo permanecen menos tiempo en la memoria que los más sencillos, los cotidianos, esos que son tan difíciles de prever que uno nunca sale de casa con la cámara de fotos colgada del cuello para poder capturarlos.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .