Reseñas

Reseña: El gato que enseñaba a ser feliz

9788417128197.jpg

  • Título: El gato que enseñaba a ser feliz
  • Autora: Rachel Wells
  • Editorial: Duomo Ediciones
  • Nº de páginas: 416
  • Fecha de publicación: Febrero de 2018
  • Género: Narrativa

 

Hoy te traigo la reseña de El gato que enseñaba a ser feliz de Rachel Wells, la continuación de El gato que curaba corazones. Se trata de una trilogía y la tercera parte todavía no se encuentra disponible. ¡Que llegue pronto por favor!

En la calle londinense de Edgar Road vive desde hace un tiempo un gato llamado Alfie. Se considera un gato de portal, es decir, vive con más de una familia pero pasa la mayor parte del tiempo en casa de Claire y Johnatan.

Atrás quedaron los días en los que Alfie era un gato callejero y deambulaba por la vida anhelando el calor de un hogar y el amor de una familia.

Ahora, Alfie se enfrenta a nuevos problemas. Por un lado, la inminente mudanza al barrio de unos misteriosos vecinos que mantienen a todos expectantes y repletos de intriga, hecho que irrita a los Goodwin, un matrimonio chismoso y capaz de elucubrar un plan maestro para “limpiar” del barrio lo que consideran molesto o inadecuado para el bienestar de la comunidad, andan metiendo las narices en la vida de los nuevos vecinos y pretendiendo echarles de Edgar Road. Mientras tanto, Claire desea convertirse en madre sin éxito y Aleksy, un niño que forma parte de una de las familias de Alfie, tiene problemas en el colegio. Así pues, nuestro protagonista gatuno tiene por delante varias labores por tratar y en las que aportar su ayuda en la medida que le sea posible.

Para mayor vinculación con el protagonista, la autora nos presenta la historia narrada en primera persona. Es Alfie quien te va contando desde su perspectiva cómo es su nueva vida y te va presentando a los demás personajes conforme va interactuando con ellos y te explica las aventuras que conlleva ser un gato, la visión que tiene de los humanos y la propia visión, siendo un gato, de todo lo que va ocurriendo.

Alfie se hace querer desde las primeras líneas, siempre está pendiente de los humanos a los que adora y preocupándose por ellos. Su mejor amiga es Tiger, una gata encantadora también y juntos se las apañan para resolver los conflictos que van surgiendo. Hay más gatos y cada uno de ellos con su propia personalidad, los del barrio y alguno más, todos son importantes en la trama pero la mayoría aparecen pocas veces.

 

PROS

  • El gato que enseñaba a ser feliz es muy fácil de leer, su autora utiliza un lenguaje sencillo, claro y con toques de humor muy acertados. Incluso he visto que en ciertos momentos hace uso de un humor inteligente o sutil, lo cual me gusta.
    Es una narración simple pero bien redactada y con un estilo que transmite a la perfección los estados de ánimo de los personajes, especialmente los de Alfie, que al ser quien narra, se empatiza más con él y se conoce mejor sus puntos de vista y menos los de otros personajes pero, a pesar de no tener unos buenos personajes perfilados, sin contar a Alfie, el lector se puede hacer una buena idea de la historia.
  • La lectura es ágil y amena, lo facilita el uso abundante de diálogos y el que la extensión de los capítulos no es larga en ninguno de ellos. Por tanto, puedes leerte la novela en poco tiempo.
  • Es un libro que engancha por la simpatía que desprende su protagonista, por la frescura de la lectura y las divertidas anécdotas que se narran. Si tienes un gato al igual que yo, te va a hacer gracia imaginar que el tuyo también podría pensar así y actuar del mismo modo.
  • Se puede leer independientemente del primero. Se me presentó la oportunidad de leer en primer lugar esta segunda parte, la cual decidí aprovechar y por suerte, no influye para comprender la historia.

 

CONTRAS

  • Lo que no ha logrado la autora es crear una buena ambientación. No describe con detalle los lugares, que no es que sean muchos, prácticamente la novela transcurre en el barrio pero, hubiese estado bien que diera a conocer mejor el entorno por los que se mueve el protagonista.
    La autora descuida el aspecto ambiental y se centra básicamente en las relaciones de los personajes.
  • Tampoco ofrece una buena caracterización de los personajes. Deja demasiada libertad en la imaginación del lector exceptuando que hace una descripción detallada de uno de los gatos, que no es el protagonista. Entiendo que el aspecto físico no debe importar en esta novela pero me hubiera gustado hacerme una mejor idea de Alfie, por ejemplo.
  • En cuanto a la trama y el final, es previsible. La autora no ofrece originalidad, sorpresas ni giros. Lo más fácil de imaginar respecto a lo que puede pasar, es lo que, efectivamente, pasa. Al menos, la trama es entretenida y divertida.
  • Tiene una incoherencia con respecto a la portada. Me estuve imaginando todo el tiempo al gato como el que aparece en la foto hasta que llego a una línea que dice que es un gato gris, ya avanzada la lectura. ¿Por qué no han elegido un gato que se corresponda a las características físicas del protagonista?
    Tenía tan metida la otra imagen que me costaba imaginarlo de otra forma.

 

Te lo recomiendo para pasar un buen rato, sobre todo si te gustan los gatos y tienes alguno, ya que Alfie ¡es una monada! (Te lo quieres comer a besos) y porque este libro transmite una lección importante: el amor de un gato hacia sus humanos. En esta novela se ve la fidelidad y gratitud de este animal y tira por tierra la imagen que se puede tener de él, la versión que se escucha normalmente, la de que los gatos son interesados y ariscos. Con esta novela, si no lo sabías ya, vas a descubrir que también son cariñosos y atentos.

El gato que enseñaba a ser feliz es una novela entrañable y acabarás enamorandote de Alfie, un personaje astuto, resuelto y con un bonito corazón. Te enseña el valor de la amistad ya sea con un gato o con un humano, además de tratar temas sociales como el acoso escolar pero, de forma superflua. Encuentras aventuras que con Alfie resultan muy divertidas. Te vas a rendir a los encantos de este lindo gatito que no tiene otro propósito en la vida que el de hacer más felices a los demás.

gato_gris_cachorro-830x622

¿Lo quieres? CONSÍGUELO AQUÍ ⬇️
El gato que enseñaba a ser feliz

 

¿Lo has leído? ¿Te gustaría conocer a Alfie? Cuéntame en comentarios 💋

Y entre algodones, nos leemos en el próximo post.

25 comentarios en “Reseña: El gato que enseñaba a ser feliz”

  1. Hola guapa
    No sabía que el gato que curaba corazones fuera el primero de la trilogía!! A mi me encantó esa novela y creo que esta me gustaría también.
    Coincido en lo que dices de la portada, pero en el primer libro si que te describen bien como es Alfie y también como es el barrio, según recuerdo. Es quizá un libro sencillo pero muy tierno
    Que alegria me has dado con esta segunda parte!
    Un besazo

    Le gusta a 1 persona

  2. Hola!! me encantan los gatos así que esta trilogía la tengo que leer. La pena es que el gatito de la portada no se parezca al protagonista porque vas con una idea preconcebida y luego te puedes quedar un poco choff. Besos!!

    Le gusta a 1 persona

  3. ¡Hola!
    La verdad es que me ha gustado la idea de que la historia esté narrada desde la visión de un gato.
    No conocía El gato que enseñaba a ser feliz, y mucho menos conocía de la existencia de una trilogía de este tipo.
    Si ya de por sí el título promete mucho, porque la verdad lo encuentro mega positivo y ne me da y por lo que nos cuentas que de él podemos sacar buenas y bonitas enseñanzas.
    No soy amante de los gatos, no porque no me gusten, sino por un “trauma infantil” jejejeje, pero es verdad que son unos seres adorables.
    Tendré en cuenta este libro como la trilogía entera.
    Gracias por la reseña.
    Besotes

    Le gusta a 1 persona

  4. ¡Hola guapa! La verdad es que no me suena para nada este libro, bueno, ni ninguno de los de la trilogía. Pero me ha servido para descubrir algo nuevo! Apuntado queda a la lista de cosas para leer. Me encanta la portada por cierto!!!!

    Un beso!!!

    Le gusta a 1 persona

  5. Hola!

    No conocía este libro, y me ha sorprendido ver que se trata de una trilogía. La verdad es que tenía pinta de ser autoconclusivo. Me ha llamado la atención que la autora no haya sabido enfocar bien la ambientación. Sin embargo, me gusta que sea ágil y fácil de leer, adoro los libros de lenguaje sencillo.

    Gracias por la reseña. Besos

    Le gusta a 1 persona

  6. una lastima que se trate de una trilogía porque ahora mismo no quiero dedicar tanto tiempo a una misma serie de libros porque la historia me ha parecido bonita, aunque se pueda leer independiente si se que hay otros antes, tengo que empezar por los primeros, manías! una pena lo de la ambientación, para mi es muy importante en los libros que leo, creo que de momento lo dejare pasar.

    Le gusta a 1 persona

  7. Hola wapa! Yo no conocia El gato que enseñaba a ser feliz de Rachel Wells ni tampoco El gato que curaba corazones. Pero me los apuntos para leerlos cuando tenga tiempo libre porque tienen muy buena pinta y tienen pinta de gustarme. bsss

    Le gusta a 1 persona

  8. Hace poco vi este libro en la librería y me llamó la atención, cualquier historia de animales para mi es bienvenida, después de leer tu reseña tengo claro que lo leeré.

    Le gusta a 1 persona

  9. El libro me ha parecido muy diferente de otros y yo empatizo mucho con los animale. Me atrae. Leo los pros y que la lectura sea facil me encanta…pero es que barajandolos con los contras me quedo dubitativa… yo creo que me lo leeria. Seguro que me gusta. Siendo de una gato… 🙂

    Le gusta a 1 persona

  10. Hola guapa! No conocía este libro, el gato que enseñaba a ser feliz, pero el titulo me ha llamado mucho la atención y me gustaría leerlo pero como dices que es una trilogía empezaré por el primero y ahora que tengo vacaciones me podré leer los dos, a la espera de que salga la tercera parte. Gracias por la reseña. un beso.

    Le gusta a 1 persona

  11. Hola, guapa! Mira que el título del libro me parece algo cómico jejejeje, me gustan los gatos pueda ser que lo lea pero no te negaré que me parece algo raro y más porque es una trilogía. Ya te contaré que me pareció a mí. Saludos

    Le gusta a 1 persona

  12. Hola! La verdad no conocia la existencia de este libro ni de la trilogía. Los gatos me parecen unos animales muy tiernos y leer un libro con un gato de protagonista me llama más la atención. Gracias por la reseña, ya tengo un libro más para mi lista! Saludos!

    Le gusta a 1 persona

  13. Hola nena, bueno este libro lo adquiría hace unos días que leí tu post, sin embargo me reserve el comentario, hasta que terminara de leerlo, efectivamente coincido en tus impresiones, sin embargo, no es un libro en realidad que hubiese adquirido para mi, a quien le fascino y quedo enamorada de la historia (lo cual agradezco pues no es un libro chico para una niña de 8 años), mi hija no ha parado de leer. Aunque no soy fan de los gatos, alfie me brinda ternura, pero nada mas, me gusta el mensaje del libro y como va resolviendo situaciones.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Sharon, qué bueno! Me encanta saber que a tu hija le ha maravillado la historia, es que es imposible no quedar prendada de Alfie ❤️
      Para quienes no les guste los gatos como a ti, es un libro entretenido y nada más, pero no está mal para pasar el rato 🙂

      Me gusta

  14. pues el título es super curioso, me encantan los gatosss!jajaja y que un libro sea escrito desde ese punto de vista me llama la atención, pero me echa para atrás lo que comentas de la falta de originalidad y de que la trama y el final sea tan previsible…
    gracias por compartirlo!

    Le gusta a 1 persona

  15. ¿Entiendo que por el número de páginas que tiene que “el gato que enseñaba a ser feliz” es una novela para adultos? Si es así me sorprende que un gato sea el protagonista, ya que eso quedó para mi con las fábulas infantiles.No sé si me engancharía, ahora, curioso es un rato que sea Alfie el que vaya descubriendo el barrio y los problemas de los vecino, bss!

    Le gusta a 1 persona

    1. Sí, Paula, es un libro para adultos y para cualquier edad prácticamente. Se trata de una historia narrada desde la perspectiva de un gato pero, no pertenece a la categoría de cuentos infantiles. A Alfie le podemos sentir casi real, exceptuando que hable… Al igual que el gato de “Sabrina, cosas de brujas”. Un beso

      Me gusta

  16. Que bonito título, que extraordinaria historia poner a un gato como protagonista es como la cadena de la felicidad, te cuento que mi gato llegó a casa sin esperarlo y sin pensar dijimos que si para adoptar a Kinki 🐈 💕 nuestro ahora gato 🐱 que fue todo una aventura la adopción pues parece que sólo es lo veo y me lo quedo y no no es así bueno, pero la historia comienza a ponerse bella cuando el nos empieza a regalar su cariño y a no quererse ir de la casa 🏡 ahora todos felices y contentos, pero no habíamos parado en la idea de mudarnos y su reacción, creo que la historia nos dará más de una idea 💡 ese gato vaya que sabe enseñar a ser 😊 feliz me apunto el titulo. 😉 👍🏻 Gracias.

    Le gusta a 1 persona

  17. siempre pienso en tener un gato o no pero reconozco que estos libros hacen pensar. Yo no soy demasiado fan de estas historias pero es que de vez en cuando necesito leer uno de estos libros que conlleven la palabra felicidad

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .